Cienfuegos - Cuba

Cienfuegos - Cuba

22 de julio de 2014

La verdadera causa de la imposibilidad de comprar una vivienda

Por Juan Carlos Travela.

-          ¿Comunista?
-          No, a esta altura creo que solamente buen tipo, nada más…
Quejarme de no poder acceder nunca a una vivienda propia y ser inquilino toda mi vida no me parece de comunista, me parece estar defendiendo algo obvio. Somos millones en todas las grandes ciudades del mundo que no podemos acceder a una vivienda.
-          Pero hombre! Con la esperanza de vida cada vez mayor, el crecimiento demográfico, es obvio que lo normal es que nos tengamos que mover cada vez más hacia la periferia, ¿Por qué buscar problemas donde no lo hay?…
-          No Manolo, mejor analicemos estos datos:

v  En España el número de viviendas en alquiler ha crecido más de un 50% en la última década.
v  En Suiza el 56% de las viviendas son alquiladas, mientras que en Alemania hablamos del 46.8%, en Austria 42.6% y en Francia del 38.0%.
v  En las principales ciudades de América Latina los hogares alquilados alcanzan hasta un 40% según datos del BID para el 2013
v  En Argentina el precio del metro cuadrado es el más alto de la historia, lo mismo que la relación m2/salario, la cantidad de propietarios desciende y el número de inquilinos es cada vez mayor. Aun así, en el 2012 en Argentina existían 2,5 millones de viviendas deshabitadas
v  En México casi 5 millones de casas están deshabitadas
v  En España se pasó de 180.000 viviendas vacías en 1950 a más de 3 millones en la actualidad.
v  El crecimiento demográfico promedio mundial es de 1,2 anual en los últimos 10 años.

Está claro que en el mundo es cada vez más difícil acceder a una vivienda propia, y que cada vez son más personas que no tienen otra alternativa que alquilar de por vida. Tranquilos, no digo  que sea malo, no estoy haciendo un juicio de valor, pero si me gustaría intentar acércame a los motivos, más que nada porque escucho voces que dicen que este problema en la ciudad es a causa de las políticas de Macri y otros dicen que esto es culpa de Fernandez de Kirchner. Yo creo que esto no es culpa de los gobiernos actuales, es algo mucho más grave.

El principal motivo de que esto suceda es que las casas y departamentos, es decir las viviendas, se han convertido no solo en hogares sino también en inversiones especulativas y formas de resguardar valor. Un gran exportador liquida sus exportaciones, y compra departamentos, edificios enteros, o personas que ofrecen servicios y obtienen ganancias extraordinarias comprar departamentos, o edificios enteros, algunos hasta islas.
Muchas de estas casas se ponen en alquiler, pero muchas quedan vacías. Ese fue el motivo por el cual destaque esos datos al inicio de este pequeño artículo.

Hasta aquí pareciera que no hay nada de malo, una persona gana lícitamente dinero y quiere resguardarse contra la inflación por ejemplo. O quiere vivir sin trabajar, pero no de planes sociales sino de rentas, pero vivir sin trabajar al fin.
El problema está en que estas personas que compran y dejan vacías las viviendas no las compran en la Antártida o en el desierto de Arizona, claramente y siguiendo su instinto de agentes racionales las compran en las grandes metrópolis, llevando su precio a la alza. ¿Por qué? Aumenta la demanda y su suben sus precios, y además no las ofrecen en alquiler lo que disminuye la oferta y suben aún más los precios de los alquileres.

¿Quiénes son los perjudicados? Las grandes mayorías, la clase media, lo que no contamos con ganancias extraordinarias

El déficit habitacional es creciente, la acumulación del capital es creciente, la desigualdad es creciente, y por sobre todo la incompatibilidad del sistema capitalista tal cual lo conocemos con una sociedad en armonía y en paz.

¿Soluciones, propuestas, a dónde quiero llegar con esto?
El Estado debe fuertemente planificar y limitar la acumulación de viviendas y se debe minimizar el uso de viviendas con fines lucrativos.
¿Con este tipo de medidas se atenta contra la libertad? ¿Una persona que ha trabajado y ahorrado debe tener la posibilidad de comprar lo que quiera?
Bueno, habría que empezar a discutir que entendemos por libertad, yo solo voy a citar a Fernando Iglesias:

“el neoliberalismo rebajó una de las tradiciones políticas progresistas de la modernidad a las teorías neoliberalistas que ven en el estado democrático una amenaza a los intereses económicos de los poderosos, que sostienen como una política posible el laissez – faire, que postulan al mercado como supremo territorio de realización de las potencialidades humanas, que reducen la libertad a la libertad económica y la ciudadanía democrática a los derechos del consumidor”
(Iglesias, 2007)

Uno debería poder comprar lo quiera siempre y cuando no perjudique a la sociedad en su conjunto. Hay bienes que son críticos y deben ser fuertemente regulados, uno de ellos es la vivienda.

Como se ha intentado explicar, esto no es un problema coyuntural de un gobierno u otro, este es el funcionamiento normal del sistema, que si no cambiamos, actualizamos, modificamos, o lo que más guste, seguirá siendo de la misma manera.
Se puede cambiar o no, todo depende de cuál es la sociedad que queramos, y que entendemos por justo. Si la regulación nos pesa tenemos que pensar que es lo que queremos, si una sociedad que busca la armonía y la paz, o una sociedad “libre económicamente” sin planficación o regulación, pero claro está, imposible pareciera alcanzar las dos cosas juntas.

-          ¿Y Manolito? ¿Seguís creyendo que el motivo del alza de precios de los alquileres y/o departamentos es el simple crecimiento demográfico interanual de 1.2%?



Juan Carlos Travela
juancarlostravela@hotmail.com
@JuanCTravela


-          Referencias Bibliográficas:

-          Iglesias, Fernando. Kirchner y Yo, Sudamericana, 2007.

-          Censos de Población y Viviendas 2011, Instituto Nacional de Estadísticas, España. 2013
[En Línea] 20 – 7 – 2014 < http://www.ine.es/prensa/np824.pdf >

-          España es el noveno país de Europa con mayor porcentaje de viviendas en propiedad, El Idealista.Com [En Línea] 20 – 7 – 2014 <http://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2013/01/10/563541-espana-es-el-noveno-pais-de-europa-con-mayor-porcentaje-de-viviendas-en-propiedad>

-          Vercher, Vicent. “alquilando nadie tira el dinero: ni el inquilino, ni el inversor, ni la administración”, El Idealista.Com, 2012.

-          “Se busca vivienda en alquiler”, Banco Interamericano de Desarrollo.
[En Línea] 20 – 7 – 2014

-          Canosa, Tomas. “Sin acceso al crédito, hay más inquilinos y menos propietarios”, Clarín, 2012.  [En Línea] 20 – 7 – 2014

-          “Según datos del censo 2010 están desocupadas casi 5 millones de viviendas en México”, Habitat International Coalition, 2011.
[En Línea] 20 – 7 – 2014

-          Vinuesa, Julio. “EL FENÓMENO DE LAS VIVIENDAS DESOCUPADAS”, Universidad Autónoma de Madrid.
[En Línea] 20 – 7 – 2014

-          Alonso Rodriguez, Raquel. “Infrautilización del parque de viviendas en España: aparición de viviendas vacías y secundarias”, Universidad Politécnica de Madrid, 2004.
[En Línea] 20 – 7 – 2014

-          “Crecimiento de la población (% anual)”, Datos del Banco Mundial.
[En Línea] 20 – 7 – 2014

9 de marzo de 2014

Se intentará poner en cuestionamiento ciertas ideas que se encuentran afianzadas en el inconsciente argentino. Quizás se asemeje o la idea sea parecida al manual de sonseras argentinas, no hay ningún intento de plagio. Más bien quiero discutir los temas que trato.

Por Juan Carlos Travela[1]

“En Argentina se muere de hambre el que quiere”.
Recurrente recurso de gran parte de la clase media apolitizada, o mejor dicho manipulada hacia una orientación política determinada, la derecha, cuando se enfrenta ante una discusión típica que intenta abrir el debate sobre la injusticia social y la necesidades insatisfechas en el país.
El problema en esta afirmación es que elude lo más importante de este debate. Más allá de si es cierta o no, lo que se intenta debatir es el acceso al trabajo digno, que no solo viene a cubrir las necesidades alimenticias, sino también debe cubrir el acceso a la salud, la educación y la vivienda, entre otros. Por más fértil que sea nuestra tierra, con una huerta y enseñándole a sembrar, ninguna familia accede a cubrir estas necesidades.
La economía mundial nos deja entre la espada y la pared. Si seguimos el camino del mundo nos, especializamos en bienes primarios, que nunca darían trabajo al total de la población activa, e industrializarnos es cada vez más difícil dada las barreras a la entrada a determinadas industrias (falta de recursos humanos, capital, escala, conocimiento), por lo que nunca podríamos competir contra los países desarrollados.
¿Que nos queda?
Y una alternativa es vivir con lo nuestro, pero con una pequeña modificación: Que la fertilidad de la Argentina sea para todos los argentinos, no para un par de vivos que la explotan para sus suntuosas vidas y dejan en la miseria a millones.


“¿Si sos tan revolucionario por qué usas blackberry, vas a Starbucks, o trabajas en una multinacional?”

Otro cuestionamiento absurdo del mismo sector. En primer lugar no todos nos consideramos revolucionarios, sino más bien críticos del orden social bajo el cual nos tocó vivir. Además, es absurdo creer que la innovación, en este caso en materia de comunicación, es producto del capitalismo cuando en verdad es producto de la humanidad por sí misma, que presenta numerosas innovaciones en períodos  en donde el sistema de producción NO era capitalista. La empresa, por obviedad en este caso privada, es la que posee los medios de producción suficientes para producir en escala un dispositivo que utilizamos para comunicarnos. Nadie es ni más ni menos capitalista por utilizar un BlackBerry o un iPhone, o por gozar de ciertas comodidades que brinda la tecnología, que no es, como ya dijimos, hija del capitalismo. Exactamente lo mismo vamos a decir sobre los que toman café.
Algo más interesante es debatir el tema sobre las multinacionales. Como trabajador, soy expropiado del plusvalor generado por mi trabajo tanto en una empresa multinacional como en una nacional. Tonto es el que se siente más patriota por trabajar en una empresa nacional, porque es ingenuo que se crea todavía en el capital enraizado a un territorio. El empresario pyme, en la argentina, da trabajo al argentino porque no posee la acumulación necesaria para trasnacionalizarse, no hay un acto de filantropía en este sistema.
El capital no está enraizado. Sino, que alguien explique la inversión de los países centrales en Asia, en la década del 70, cuando en sus propios países se entraba en crisis y desocupación. El empresario no invierte en su país por patriota, invierte si la tasa de ganancia es tal que le conviene hacerlo, sino se va en búsqueda de mayores beneficios.
Si existe algún beneficio de poseer empresas nacionales que crezcan, es que quizás aunque se trasnacionalicen, por una cuestión de ubicación mantengan sus casas centrales, o algún tipo de actividad que genere alguna externalidad positiva en su país, o que mantengan un determinado nivel de consumo en su territorio, pero solamente eso.
El crítico del sistema tiene la necesidad de salir a vender su fuerza de trabajo al igual del que no es crítico, y si es nacional o multinacional, da igual.

“El problema son lo que ganan plata sin laburar” 

Por último tocaremos un tema sensible para la clase media argentina: Los que ganan plata sin trabajar. Lo raro de esto es que seguramente estarán pensando en la asignación universal por hijo o algún tipo de ayuda social. Esto lo voy a dejar de lado, ya que todos sabemos que la propensión marginal a consumir de estas personas es prácticamente 1, y a quienes les compran, o en donde consumen estas personas? En la Argentina, y le compran al empresario! Si! Al comerciante!, es decir que gana la economía en su conjunto. Si no producís bienes que se comercializan en el país o sos comerciante, seguramente estarás empleado por una de estas empresas que se benefician de que la gente pueda consumir. Distinto sería que estas asignaciones sean lo suficientemente grandes para que este capital se globalice, como ya dijimos al principio de esta nota, el capital no está enraizado a un territorio.
Cuando hablo de la gente que gana plata sin trabajar, hablo del accionista, del especulador, de la verdadera lacra de este mundo, del que gana plata sin trabajar, sin producir.
304199_2454456917963_1869911255_n

Juan Carlos Travela
@JuanCTravela





[1] Diplomado en Economía y Administración, estudiante avanzado de Lic. En Comercio Internacional, Universidad Nacional de Quilmes. Investigador-estudiante en Centro Argentinos de Estudios Internacionales, Auxiliar de Investigación en equipo dirigido por la Dr. Schiavo